Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Buscas las MEJORES HIPOTECAS o préstamos personales?

mejores hipotecas

Si precisas menos de cien mil euros para adquirir tu casa y puedes afrentar a cuotas altas cada mes, te resultará interesante solicitar un préstamo personal en lugar de un préstamo hipotecario, puesto que vas a pagar menos.

Adquirir una casa es un proceso largo y complicado. Una vez escogida la residencia, toca buscar la mejor financiación para hacer frente a este nuevo gasto. Como norma, los préstamos hipotecarios con las mejores hipotecas son los indicados para estas operaciones, si bien hay casos en los que decantarse por un préstamo personal, nos puede salir más asequible que un préstamo hipotecario.

Hasta unos 35-40.000 euros convendría un préstamo personal, por la diferencia de costos. En el préstamo personal, el único costo sería la intervención del notario, cuyo arancel es de un 0,3 por ciento del dinero pedido. En el préstamo hipotecario, tendríamos para la constitución del mismo el costo de la tasación, notaría, registro y AJD (se toma como base la responsabilidad hipotecaria y fluctúa entre el 0.75 % y el 15 % en dependencia de la Comunidad Autónoma); y para la cancelación de hipoteca tendríamos notaría y registro. En conjunto un 10% del valor del dinero que se pide.

Se estima, que se podrían solicitar hasta cien mil euros en un préstamo personal para encarar la adquisición de una residencia, si bien debemos estudiar muy pausadamente los costos, fundamentalmente derivados de los tipos de interés y en consecuencia la capacidad de pago en el momento de hacer frente a nuestra cuota mensual.

 

Dependiendo de la cantidad que precises para tu nueva casa, puedes optar por las mejores hipotecas o por un préstamo personal

 

Tiempo, dinero y pocas explicaciones. Una de las enormes diferencias entre estos dos préstamos, son la documentación que solicitan las entidades para concederlos y los costos. A la hora de gestionar un préstamo personal, será más rápido en tanto que la documentación que solicitan las entidades es muy básica: sueldo, contrato laboral y datos personales. No se solicita información pormenorizada del bien que se adquirirá. No obstante, en el préstamo hipotecario, se hace un análisis más pormenorizado del riesgo del cliente, te lo explicamos en esta web.

A priori, el tipo de interés de un préstamo al consumo, nos puede tirar hacia atrás, rondan entre el cinco por ciento y el ocho por ciento, frente de las hipotecas fijas que están entre el dos por ciento y el tres por ciento. Hay que tener en consideración, que en el caso de la hipoteca hay que abonar múltiples gastos y también impuestos. En dependencia de tu capacidad económica y solvencia de mes a mes deberías pedir uno o bien otro. La hipoteca, está concebida para una devolución en un largo plazo, donde será más cómodo devolver el dinero frente a un préstamo personal donde los plazos se acortan y podría hacer que nuestra economía familiar se viese resentida.

En el caso, de precisar sesenta mil euros para adquirir una residencia, si nos ofrecen un préstamo con un TIN del 6,95 % nos interesa más que una hipoteca con un tipo de interés fijo del 2,5 %. En el caso del préstamo personal, pagaríamos al final 78.386,97 euros, pues en el caso de la hipoteca a los 76.306,02 euros que resultarían de los intereses, habría que sumarle los gastos que acostumbran a ser el 10% de dinero pedido, en un caso así 6.000 euros. El costo total de la hipoteca ascendería a 82.306,02 euros, 3.919,05 euros más que en el préstamo.