Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Como puedes vender tus sofas de segunda mano en Internet

sofas de segunda mano

Algunas personas recurren a las ventas por Internet, en concreto al mercado de segunda mano, ya que cuenta con infinidad de ventajas, así como precios más baratos.

Continuamente renovamos objetos cotidianos en nuestro hogar como un microondas, un televisor, un armario e incluso un sofá si este se nos ha quedado pequeño, o si hemos realizado una compra exitosa, bajo un ofertón de vértigo.

Otro de los motivos que también lleva a la venta de sofas de segunda mano en Internet, es el proceso de una mudanza, donde con frecuencia es más sencillo recurrir a la venta que al traslado, sobre todo si se van a adquirir nuevos para la posterior vivienda. Si dispones de un sofá con uso, que aún se encuentra en buen estado y puede ser aprovechado no lo tires a la calle, ponlo en venta y contribuye con una distribución más equitativa, al mismo tiempo podrás obtener dinero extra.

Revisa el estado real del sofá

La venta de los sofás segunda mano no la decide el precio, sino el estado real del mueble. Es importante el revisar todas las piezas del sofá, articulaciones, marco, sistema de atornillado, grapas, clavos, entre otros.

Asegúrate siempre que el sofá puede continuar con una vida útil, ya que de lo contrario no serviría para la venta..

Comprueba el estado del forro y los cojines

Una parte funtamental de cualquier sofá, tanto por estética, como comodidad, son los cojines y el forro. Asegúrate de que no estén rotos o sucios. Si tienen roturas siempre se puede tapizar de nuevo o añadir un forro extra.

Como siempre recalzamos la importancia del mueble a vender, sobre todo si es un sofá que esté bien higienizado. Las ventas siempre deben ser limpias, y en buen estado, ya que de lo contrario nosotros tampoco lo comprariamos.

Aporta detalles sobre las características y año de compra

Para este tipo de muebles, la antigüedad es clave para su venta. No es lo mismo un sofá con 10 años de uso, que con 2 e incluso unos meses, ya que el desgaste no será el mismo, por lo que siempre debes dar toda la información posible.

Aporta además información sobre el material que está realizado, sobre el tapizado, o el establecimiento donde se efectuó la compra. En la descripción aprovecha para añadir datos claves sobre las dimensiones del largo y ancho.

Añade una imagen clara del sofá

La imagen es tan importante, o más que el texto descriptivo, ya que la gente suele entrarle y comprar con la vista, por lo que es aconsejable que dispongas de un forro bonito, buena iluminación y un sofá recogido si quieres mejorar tus posibilidades.

Detalla como se desarrollará el proceso de compra y traslado

Si no cuentas con un camión que pueda trasportar muebles, detalla en la información que el traslado corre a cargo del comprador. También añade como se efectuará el pago, y en que horario se puede recoger.

Muchos recurren a las ventas en Internet, en concreto al mercado de segunda mano, puesto que cuenta con infinidad de ventajas, como costos más económicos.

Constamente renovamos objetos rutinarios en nuestro hogar como un microondas, una televisión, un armario e inclusive un sofá si este se nos ha quedado pequeño, o bien si hemos efectuado una compra triunfante, en una existosa oferta.

Otro de los motivos, que asimismo lleva la venta de sofás en el mercado de segunda mano en la red de redes, es el proceso de una mudanza, donde habitualmente es más fáciles recurrir en venta que al traslado, especialmente si se adquirirán nuevos para la siguiente residencia.