Condiciones para las mejores hipotecas

mejores hipotecas

¿Cuánto aportas?
Si el usuario va a aportar una buena cifra como entrada y el peso de la hipoteca sobre sus ingresos es parcialmente pequeño, probablemente va a tener posibilidades de rebajar los intereses, por el hecho de que es un usuario interesante para el banco.
El Banco no debería financiar más del ochenta por ciento del valor valorado de la residencia por la que se contrata la hipoteca. El organismo financiero internacional, propiedad de múltiples bancos centrales de decenas y decenas de países de todo el mundo, fijó asimismo en un treinta y cinco por ciento del sueldo neto del comprador, la cuota máxima de reembolso de la deuda, con un tipo de interés simulado de entre el cuatro con cinco por ciento y el cinco por ciento. Si no respeta estos pactos, la entidad se expone a posibles acciones por la parte del Banco de España o bien del BCE. Por esta razón, un usuario que se ajuste a estos dos factores, podrá lograr indudablemente las mejores hipotecas del mercado.

Es el diferencial

Lo más esencial a tener en consideración, es que, frente al banco, el consumidor pocas veces tiene una situación de fuerza para lograr cotas de negociación elevadas. Mas, si la capacidad económica es inmejorable, la clave de la negociación va a ser el diferencial.
¿Qué es el diferencial? Es una parte del tipo de interés que la entidad demanda alén del tipo base (normalmente, el euríbor). Es decir: si el banco ofrece una hipoteca a euríbor+1, está demandando que a lo largo de la vida del crédito, el hipotecado pague unos intereses del 1 por ciento sumados al nivel del euríbor en ese instante. El euríbor oscila cada mes y los bancos examinarán esa parte de los intereses una vez por año. Es esencial lograr un diferencial bajo. Ahí es, donde el cliente del servicio debe ir a tres entidades cuando menos, para saber si el nivel que le ofrecen es aproximadamente el del mercado. También para ahorrar tiempo y dinero, puedes recurrir a una empresa como Fercogestion, donde te analizarán todas las ofertas del mercado hipotecario, bien entrando en su página web online o puedes visitarlos en Barcelona.

 Asimismo se puede estudiar seleccionar una hipoteca de tipo fijo: en un caso así los intereses van a ser más altos, mas van a ser exactamente los mismos cada año que dure el crédito.
Una opción secundaria, es conseguir un mejor diferencial por medio de la subscripción de productos vinculados. Nuevamente, cuidado con la letra pequeña: quizás los intereses sean más bajos, pero sea obligatorio a cambio abonar un seguro anual muy elevado. Y no siempre y en toda circunstancia sale a cuenta. Saca la calculadora.

¿Negociar el seguro? Atrévete, si puedes
El cliente del servicio tiene, por ley, toda la libertad de rehusar cualquier producto que el banco desee vincular con la hipoteca, hasta el seguro del hogar, que acostumbra a ser más costoso que los ofertados por las compañías aseguradoras. Eso sí, advierten los especialistas consultados: si no lo subscribes, no esperes abonar exactamente el mismo diferencial. Una vez trascurrida la primera anualidad, en la que en la práctica el seguro se considera no discutible, se podría dar de baja o bien negociar una reducción de la prima, aportando las contrapropuestas de las aseguradoras, pero no es lo habitual.