La preparación para el invierno, es simplemente el proceso de mantenimiento preventivo de preparar algo para el invierno, en este caso, una moto de agua (o moto acuática). Esto es necesario porque un período prolongado de inactividad puede provocar el mal funcionamiento de partes vitales de la máquina. Algunos de los problemas comunes observados después del invierno incluyen sistemas de combustible coagulados, fallos en la batería, carcasas de motor rotas y metales internos oxidados. Así que te damos unos consejos para disfrutar de tu moto de agua en invierno.

 

moto de agua en invierno

 

 

Consejos para disfrutar de tu moto de agua en invierno

Dependiendo de las condiciones climáticas de tu ubicación, tu moto de agua puede requerir una preparación para el invierno parcial o completa, en cuyo caso necesitará los servicios de expertos. Hay zonas que debido a las agradables condiciones climáticas, los propietarios de motos de agua pueden disfrutar de los deportes durante todo el año. En estas situaciones en las que te apetece usar tu moto de agua todo el año, te recomendamos que compres plataformas flotantes para motos de agua en https://marineluxury.es/plataforma-moto-de-agua/

Por otra parte, si tienes la intención de viajar durante el invierno o tal vez no te apetezca la idea de montar en moto de agua durante el invierno, aquí tiene algunos consejos que te ayudarán a preparar tu moto de agua para el invierno.

 

plataforma flotante moto agua invierno

 

 

Más consejos para disfrutar de tu moto de agua en invierno

Seca el sistema de escape

 El primer problema, que la mayoría de los propietarios de motos acuáticas descubren después de un período prolongado sin uso, es que el agua se congela en partes de la máquina donde se supone que no debe estar. Soplar el exceso de agua a través del puerto de escape, ayudará a garantizar que no encuentres ese problema cuando recojas tu moto de agua después de las vacaciones de invierno.

Alternativamente, puedes usar una mezcla de agua y anticongelante para asegurarte de que, incluso si queda agua en el sistema de escape, no se congelará durante el período de inactividad. Para hacer esto, mezcla ocho litros de agua y anticongelante en una proporción de 50/50, luego arranca el motor y usa una manguera o bomba de agua para enjuagar el sistema con la mezcla anticongelante.

Apaga el motor después de que la mezcla se haya filtrado a través del sistema de escape. Esto, evitará que el sistema de escape se congele si queda agua en él.

 

 

 

 

Dependiendo de las condiciones climáticas de tu ubicación, te damos unos consejos para disfrutar de tu moto de agua en invierno.

 

 

 

 

Quita la batería y guárdala correctamente

 La batería de la embarcación, como cualquier otra batería, puede perder su carga durante un período prolongado de inactividad. Para evitar que esto suceda, asegúrate de quitar la batería antes de la hibernación y conecta un cargador de batería automático a la batería para asegurarte de que la batería se mantenga fresca y completamente cargada. Además, asegúrate de que la batería se almacena de forma segura lejos de sustancias inflamables.

 

 

 

 

Cuida el sistema de combustible

 Para evitar la contaminación del combustible y la acumulación de residuos en el carburador, las líneas de gas y el sistema de inyección, asegúrate de agregar un estabilizador de combustible al tanque antes de estacionar tu moto acuática. Te recomendamos que agregues el estabilizador antes de llenar el combustible y, si es posible, optes por gasolina premium.

Antes de la preparación para el invierno, asegúrate de examinar cada parte del sistema de combustible antes de montar tu moto de agua. Es importante, que revises la manguera de combustible y las abrazaderas de la manguera en busca de fugas, aflojamiento o daños.

Además, revisa las líneas de combustible, las tapas de combustible y las juntas, y reemplaza las piezas desgastadas o sueltas antes de arrancar el motor.

 

 

 

 

 

Lubrica todas las piezas móviles de tu moto

 Por último, la lubricación adecuada asegurará que tu moto de agua esté lista para funcionar tan pronto como termine el invierno. Para este propósito, busca aceite sintético nuevo y un filtro de aceite de alta calidad diseñado específicamente para cumplir con los requisitos de lubricación particulares de las motos acuáticas.

Además, asegúrate de que todas las piezas móviles de la moto de agua estén lubricadas. Algunas de las partes, a las que se debe prestar especial atención, incluyen los puntos de pivote de la boquilla de dirección y los sistemas de marcha atrás/freno.

Si todo esto te parece demasiado trabajo, contrata los servicios de un distribuidor local.