El estilo vintage se identifica por la flexible mezcla de las distintas tendencias ornamentales, donde se deja cierta libertad para conjuntar y crear composiciones donde prevalecen las líneas suaves y redondeadas, teniendo como desenlace espacios tradicionales, de gran calidez y con determinado grado de romanticismo tácito.

En el caso de los baños y aseos, vamos a conocer determinados requisitos que faciliten la labor de reflejar un espacio de dichas peculiaridades. Decantarse por una decoración rústica nos deja jugar con piezas de mobiliario, complementos, accesorios, tonalidades, materiales o bien textiles de diferentes clases, ensayando y exponiendo en su empleo, más sin distraernos del objetivo base: Reflejar mediante todos rincones de belleza tradicional y también intemporal, que guardan una angosta relación con estéticas retro, vintage y country, las que unidas a nuestra propuesta nos revelan entornos frágiles, serenos y con una fuerte personalidad plasmada en ellos.

Basado en una línea de estilo pastoril, halla su fuente de inspiración en el campo, los jardines, las casas de pueblo o bien las granjas, entre otros muchos. Se identifica por ofrecer gran utilidad, imponiéndose de manera fuerte y también integrándose tanto en entornos naturales como en los más urbanitas, y eso lo logran empleando materiales nobles como la madera y la piedra eminentemente, con la elección de los muebles vintage, cuyos acabados presenten un aspecto envejecido o bien de líneas tradicionales, del mismo modo que las piezas de artesanía fortalecen el efecto perseguido, tal como el rebosante empleo de detalles y texturas singulares, dejan crear rincones relajados y agradables.

En el caso de las paredes, acostumbran a recubrirse con piedra natural, paneles ornamentales que la imiten, pinturas ornamentales, como puede ser estuco o bien otras técnicas singulares, azulejos, papel pintado o poner listones de madera de suelo a techo o bien hasta media altura, combinándolas con otros acabados.

Los muebles más propios de esta tendencia son los efectuados con madera, bien blanca o bien en otra tonalidad, como podría ser en roble, haya, caoba, wengué, pino, nogal o bien fresno, los puedes encontrar en zalema.esmuebles vintage
, pues son los que acostumbran a ser los más característicos y los que mejores combinaciones cromáticas con el resto de la composición aceptan. Si su acabado está gastado o bien envejecido aportarán un toque distinguido y atinado.

Refiriéndonos al suelo, los pavimentos más recomendables para colocar son la madera o bien porcelana, con acabados como el grano, apostando preferiblemente por colores terracota, blanco, marfil, amarillentos, verdes o bien amarillos, consiguiendo trasmitir confort y carácter al espacio.

En este género de entornos, es fundamental prestar atención a los distintos elementos que componen el conjunto, puesto que cada uno de ellos transmite y plasma una nota de expresión. Las bañeras de estilo viejo, confeccionadas con materiales como porcelana, madera o bien metal, son esenciales en esta clase de baños, pudiendo decantarse por modelos de obra, con patas ornamentales, o de suelo, eso ya va a depender de la línea en la que ambientemos el cuarto, las primeras son las de apariencia más tradicional y los segundos, en los que adquieren un aspecto más moderno.

Otras de las particularidades de este arte ornamental, es la colocación de accesorios como espejos, vasijas, cestas de fibras naturales o bien la predisposición de plantas y flores, logrando reflejar un toque retro tan relacionado con lo vintage, ligando lo tradicional con lo natural. En lo que se refiere a los textiles, es conveniente emplear cortinas como visillos, caso de que fuera preciso, dejando la entrada de luz al tiempo que se viste la ventana delicada y reservada. Las mejores toallas serán de rizo, en tonos neutros y aliñadas con finos bordados o bien confeccionadas de ganchillo.

Como veis es una decoración realmente agradable, íntima y personal, que en cierta forma refleja nuestra personalidad en tanto que nos da libertad para crearlos con piezas de acá y de allí, siendo por esta razón un estilo rico, en cuento a la decoración se refiere, con el que se refleja un equilibrio y produce sensación de hogar. ¿Te agradan los baños de estilo rústico?