Estas desficiosa, tienes hormigueo, picazón, nervios, etc…esto se lleva muy mal. Vaya, que precisas de un fregoteo con un hombre.

No te importa si es guapo, feo, de una noche o para toda la vida. Posees un nivel de necesidad que asaltarás al primero que se te cruce.

Soluciones:chicas

-Llama a tu fuck buddy, a tu sex friend, vaya, a ese gran amigo que siempre está dispuesto a otorgarte placer sin echar a perder vuestra amistad.

-Comienza a salir de casa, para conocer a hombres o inscríbete a una cita exprés y procura que el afortunado que surja, tenga tanta prisa como tú por llegar al final.

Acuérdate: No corras riesgos nunca. No debes olvidar el «póntelo-pónselo».

* Crees que esa situación te incomoda, pero no te apetece estar entre las sábanas del primero que se ponga en tu camino.

Soluciones:

-Parte del principio que las chicas nunca seremos mejor servidas que por nosotras, así que recuerda al pie de la letra la conocida frase de Woody Allen: «La masturbación es practicar el amor con alguien a quien queremos.» (ver la página)

Un pequeño orgasmo en solitario, y listo. ¿Te parece la cosa pobre? Dale un poco de sal al asunto adquiriendo un juguete sexual.

-Hazte la pregunta correcta: ¿Echas en falta el sexo o echas en falta estar con alguien? Muchas veces es lo segundo lo que se tiene en falta. Si es tu caso, no te vayas con cualquier persona y sal en busca de tu otra mitad.

* Tienes pareja y no llevas bien esta clase de cinturón de castidad. Atenta a no entrar en el círculo vicioso de: «cada vez practicamos menos el amor, cada vez me apetece menos». Pudiera ser que tu pareja sienta lo mismo, así que no lo dudes, toma la iniciativa y coméntalo con él para cambiar esa situación.