sacos para capazo

No todos y cada uno de los sacos para tu capazo que existen en el mercado, están concebidos para utilizarse en invierno o bien con las temperaturas más bajas. Así mismo los hay de entretiempo, ideales para la primavera o bien el otoño, o bien el verano. Existen algunos modelos de sacos, en los que se puede extraer el relleno para poder emplearlos en los meses de menos frío.

Cierres y formas de los sacos para sillas de paseo
La mayor parte de los sacos para capazo parecen afines, si bien hay algunos detalles en los que debes fijarte y que marcan la diferencia en determinados casos.

*Tipos de cremallera
-Una sola cremallera lateral
Este sistema es el que acostumbran a usar los sacos más básicos. Te da poquísimo juego en el momento de abrirlo o bien cerrarlo. Además de esto, no te dejará extraer la parte delantera.
-Dos cremalleras laterales
Comenzando por debajo, estos sacos tienen una cremallera a cada lado. Es lo más frecuente. Esto te deja abrir un lado y cerrar el otro o bien bajar o bien subir las dos cremalleras hasta el final.
En determinados casos, la parte superior del saco se puede separar absolutamente de la inferior. Esto es realmente útil pues de este modo vas a poder emplear la parte inferior como colchoneta cuando haga menos frío. O bien lavar solo una de las dos partes si se ha manchado.
-Una cremallera central
Es menos usual, pero es el sistema más simple de abrir y cerrar para meter al peque. Eso sí, no se puede separar la parte delantera de la trasera, ni abrir por partes.

*Sacos enteros, cubrepiés o bien desmontables:
-Sacos cubrepiés
Como su nombre señala, solo cubren hasta bajo de los brazos. Son menos prácticos y útiles, sobre todo para zonas con mucho frío.
-Sacos enteros
Son los más frecuentes. Algunos aun dejan que la parte superior se use como capucha, para abrigar por completo a tu peque. Otros no cubren la cabeza, pero sí hasta la cara. Lo idóneo es que lleven alguna goma graduable en la parte superior a fin de que no entre nada de frío.
-Sacos desmontables
Ciertos sacos dejan desmontar una parte de abajo o bien abrirla de alguna manera a fin de que el peque pueda sacar los pies. Esto está en especial indicado para peques que andan, pues a algunos no les agrada la sensación de ir totalmente encerrados. Además de esto, se pueden empapar o bien manchar los zapatos y es muy práctico poder abrir el saco y dejarlos fuera a fin de que no se ensucie.

Fuente: sacos bugaboo camaleon