En el instante, en que un usuario decide realizar aportaciones periódicas superiores a la cuota mensual que pagaba hasta el momento para cancelar parte de su deuda, no está de más acudir al banco para negociar el mejor plan de amortización. Igualmente, existe la posibilidad de llegar a acuerdos sobre la reducción del costo de la comisión (e incluso su eliminación), caso de que se supere en un año el 25 % de la deuda total contraída con la entidad.

Lo cierto, es que siempre y en toda circunstancia es conveniente intentar negociar con el banco, ante cualquier operación económica. A pesar de que las entidades bancarias ganan mucho dinero con los intereses de las mejores hipotecas, la presente coyuntura, con un previsible acreciento de la morosidad y la falta de liquidez a la que se enfrentan determinados bancos, puede facilitar la negociación y conseguir abonar más de manera cómoda.

Las entidades que operan en Internet, no habitúan a cobrar comisión por amortización parcial de deuda. De esta manera, no resulta necesario abonar cantidad alguna cuando se trabaja con OficinaDirecta (entidad «online» de Banco Pastor), Bancopopular-y asimismo.com, ActivoBank, Ibercaja, Ebankinter, ING o Openbank. En cambio, cuando se contratan las hipotecas con oficinas físicas, la tasa cambia entre el 0,5 % que cobra Unicaja para determinadas hipotecas, y el 1 % del Banco Sabadell.

Es recomendable siempre y en toda circunstancia, negociar con el banco el mejor plan de amortización y la reducción de las comisiones por cancelación de la deuda.
En el caso de que la hipoteca esté contratada a un tipo de interés fijo (el que se prefiere en tiempos de «convulsión» como el presente, con una subida imparable del Euribor), el usuario gozará de calma respecto al pago de las cuotas. Sin embargo, una posible cancelación de la deuda, puede llegar a servir hasta un 4 % del capital que se devuelve anticipadamente. De este modo, Unicaja cobra por anticipación de deuda en los préstamos a interés fijo un 1,5 % , mientras que Bankinter cobra un 2,5 % (también en su oficina virtual), Ibercaja cobra el 2 % , Caja España, el 3 % y Banco Sabadell el 4 %.

Sistemas de amortización

Se contemplan dos sistemas singularmente empleados para amortizar un préstamo, y se distinguen conforme el modo perfecto de devolución del capital y los intereses. Esto es lo que nos comentan en www.fercogestion.com/es/:

mejores hipotecas*El sistema francés o de amortización progresiva: El deudor se compromete a cancelar una cantidad de la deuda cada periodo convenido. De esa cantidad, una parte irá destinada a la cancelación del capital, y la otra al pago de los intereses. Como la cantidad que se paga mensualmente es muy frecuente, al principio es muy alta la parte encauzada al pago de intereses sobre la destinada a la amortización del préstamo. Pero, conforme se va amortizando la deuda, reduce la cantidad dedicada al pago de los intereses y aumenta la parte de capital que se amortiza, manteniéndose muy frecuentes las cuotas mensuales.

Este es el procedimiento que más se emplea en España, en el que se establece un plan para que las cuotas sean muy frecuentes toda la vida del crédito. La única razón por la que las mensualidades aumentan o disminuyen a lo largo de la vida de la deuda, responde a las oscilaciones del tipo de interés aplicado. Al principio de cada tiempo de amortización (generalmente, un año), se calculan los intereses que se adeudan al banco por el capital prestado y aun no devuelto, y se designan las cuotas, sumando a los intereses la parte del capital que corresponde amortizar ese año, con la meta de que las cuotas sean muy frecuentes hasta la cancelación total del crédito. Pues el tipo de interés que se aplica al préstamo puede subir de año en año, las cuotas pueden ser superiores a las del año precedente, pero ello no quiere decir que se amortizará más capital, sino más bien se pagarán más intereses por el dinero que se debe.

*Sistema americano o fondo de amortización: Con este procedimiento, se establece que el deudor abonará la cantidad del capital prestado a la finalización del periodo de préstamo. Mientras que, vas pagando solo los intereses de lo que adeudas, calculados conforme el dinero que tomaste prestado y el tiempo que tardarás en devolverlo. Al concluir el periodo del crédito, debes devolver el capital del préstamo (dinero que ha ido acumulando aparte, en un fondo que va generando intereses).