mejores hipotecas

La reunificación de deudas es una alternativa que muchos se proponen cuando hallan complicado abonar todos y cada uno de los créditos y préstamos que han adquirido, mas ¿es verdaderamente una buena opción? ¿Qué peligros y costos acarrea? Ahora te contamos todo sobre la reunificación de deudas.

¿Qué es la reunificación de deudas? Reunificar nuestras deudas significa reunirlas en una de manera que en lugar de abonar muchas letras separadamente, pagamos únicamente una. Parece fácil ¿verdad? No obstante no lo es tanto y el hecho de poder acceder a una reunificación de deuda demanda unos requisitos y acarrea unos costos que es conveniente tener en consideración.

Reunificar las deudas no tiene como propósito dejarnos gozar de mayor comodidad en el momento de administrar nuestros préstamos, sino intenta facilitarnos un “ahorro” mensual en tanto que al reunir todas y cada una de las deudas en una, podemos abonar una cuota más baja que la que resulta de la suma total de todas y cada una cuando las abonamos separadamente. Mas el hecho de que se reduzca la cuota mensual que pagamos por el total de nuestras deudas, no quiere decir que estas mismas asimismo lo hagan, muy por contra, al efectuar esta operación el tipo de interés sube y nuestra deuda se hace de forma notable mayor.

Otra desventaja que el Banco de España aconseja tener en consideración, son los gastos auxiliares de tramitación que supone efectuar una reunificación de deudas. Los gastos con los que podemos toparnos son: gastos de tramitación y formalización, comisiones o bien penalizaciones por cancelación adelantada al formalizar el nuevo crédito, gastos de notaría, registro, gestoría y también impuestos por las modificaciones efectuadas en la hipoteca; y las comisiones y desembolsos por la apertura del nuevo préstamo.

Otro aspecto a tener en consideración es que esta clase de operaciones era frecuente contratarlas en las primordiales financieras tradicionales, no obstante una vez que estallara la crisis, estas han reducido drásticamente la concesión de este tipo de productos al endurecer con fuerza las condiciones demandadas. Conque si queremos reunificar nuestras deudas debemos contar con financieras “alternativas” o bien menos tradicionales, que ofrecen unos tipos de interés verdaderamente altos y unas condiciones que a veces ponen la piel de gallina, en especial si pertenecemos a la lista del ASNEF.

¿Qué soluciones opciones alternativas tenemos? En dependencia de las condiciones de nuestros créditos, contamos con la opción de mantener una charla con las entidades con las que trabajamos y estudiar la posibilidad de reducir las cuotas de nuestros préstamos, prolongando un tanto más el plazo de amortización, o bien preguntar las diferentes opciones que pueden poner a nuestra predisposición en este tipo de casos, como pueden ser las mejores hipotecas.

Los minipréstamos online, solución urgente para consumidores 

 El crédito a las familias españolas descendió un 5% en el año 2013, su nivel más bajo desde ya antes de la crisis. Teniendo presente este factor (el hermetismo de la banca tradicional) y la sencillez, velocidad y seguridad que aporta la financiación online, no es de extrañar que el número de personas que demanda un microcrédito por medio de una agencia financiera especializada, haya crecido de forma exponencial en los últimos tiempos.

Esta tendencia, que empezó hace un tiempo en U.S.A., tiene ya una fuerte presencia en más de catorce países, debido a las ventajas que aporta. Entre ellos resaltan la emergencia y velocidad con la que se consigue el dinero, desde casa y sin precisar aguardar largas colas ni de rellenar multitud de papeles en el banco. No hay que dar explicaciones ni presentar acreditaciones para lograr créditos online y, además de esto, entre otros muchos requisitos, desaparece la necesidad de tener una nómina. Dinero veloz y seguro.

Fuente: http://www.fercogestion.com/es/simulador-hipoteca