CAFÉ EN GRANO ¿ Sabes de que está compuesto ?

café en grano

A pesar, de que la composición química de un grano de café verde cambia conforme a su especie botánica de origen, su modo de obtención, las condiciones climáticas en las que se haya desarrollado, su grado de maduración o bien el proceso tecnológico usado, sí que se puede decir que, como referencia, que está formado por más de novecientos componentes. Resaltamos algunos de los componentes nutritivos del café en grano más importantes:

– El agua
El agua representa un doce por ciento del grano de café.

– Los azúcares
Suponen más o menos el cincuenta por ciento de la materia seca del café. Hallamos diferentes tipos de azúcares: solubles y también insolubles, que cambian su cantidad conforme el grano verde de café. Con respecto a los solubles, el café tostado, tiene menor cantidad de sacarosa y mayor cantidad de polisacáridos, como la manosa. En lo que se refiere a los insolubles, mengua la proporción tras el tostado.

– Las grasas
Más o menos, de un diez por ciento a un veinte por ciento de los componentes de un grano de café son grasas. Los cafés arábica, suelen tener un contenido más elevado que los robusta: al tiempo que los cafés arábica, tienen de un quince a un dieciocho por ciento de grasas, los robusta tienen de un ocho a un doce por ciento .

– Las proteínas
Las proteínas, representan alrededor del once por ciento de la materia seca del grano de café verde y los aminoácidos libres de un 0.2 % a un 0.8 %. Estos últimos, son destruidos absolutamente en la torrefacción, la mayor parte de los que forman reacciones con azúcares y forman compuestos aromatizados y volátiles.

– Los minerales
La mayor parte de esos minerales, son solubles en agua y se hallan en el café líquido. Entre los minerales que se hallan en un grano de café se puede hallar potasio, magnesio, calcio, fósforo y sodio.

– Las vitaminas
El grano verde, contiene vitaminas B1, B2, B3, B5, B12 y C. Las vitaminas C y B1 son destruidas con el tostado, al tiempo que la B3 aumenta su cantidad.

 

El café tras un excelente tueste conservará todo el aroma hasta el momento de que lo consumas, es preferible el café en grano que luego puedas moler en casa.

 

café en grano

 

Las ventajas de adquirir el café en grano

Si bien pueda resultar considerablemente más cómodo adquirir el café molido, los incondicionales del buen café apuestan por el café en grano en el momento de adquirir el producto. ¿Por qué razón? Sin duda, es la manera más pura de adquirir el café, en tanto que los granos sólo han pasado por el proceso de limpieza y tostado.
De este modo, se puede tener en casa un café que mantiene sus propiedades sin apenas perturbaciones en su aroma, sabor y cafeína. Además de esto, se conserva mucho mejor y puede continuar guardado a lo largo de semanas, sin ver reducidas sus propiedades.
Para poder prepararlo en casa, es preciso tener o una máquina de café automática, que lleva un molinillo integrado que muele el café al instante, o un molinillo independiente para poder moler los granos antes de infusionarlos en una máquina de café expreso o bien moca.

 

café en grano


Cómo debemos moler el café en casa

Moler el café en casa, como se hacía en los viejos tiempos, es un pequeño ritual por el que están volviendo la mayoría de los amantes del buen café. Y es que el café fresco y recién molido, es el que mejor conserva su aroma y sabor, de ahí que nosotros tenemos el mejor café arábica cien por cien natural en grano.
A pesar de todo, existen una serie de consejos básicos que hay que tener en consideración en el momento de moler el café en casa. Si bien, te ampliaremos en detalle información de todos y cada uno de los pasos en el momento de moler un buen café, ahora te decimos como comenzar a moler el café en casa con éxito y en https://cafesgranell.es/es/36-cafe-en-grano lo puedes comprar.

* Elige el tipo de molinillo que te resulte más cómodo y práctico. Los hay de muelas cónicas o bien lisas y de cuchillas.

* El tipo de molienda del café es esencial. Si el café te ha salido sub-extraído (con un retrogusto agrio y ácido) prueba a moler más finos los granos. Esto es debido a que, al moler el café demasiado grueso, la infusión no ha extraído todo el sabor del café y no se ha humectado lo suficiente.

* Si, al contrario, el café tiene un gusto amargo (sobre-extracción) va a haber que moler más grueso. Esto es debido, a que las partículas de café se han empapado más tiempo de lo debido.

* Para evitar la oxidación del café, hay que molerlo justo antes de prepararlo.

* Hay que evitar moler el café torrefacto, lo idóneo es apostar por el café fresco cien por cien arábica para saborear sus aromas y sabor.

¡Ojalá este artículo te haya ayudado y pronto puedas gozar de un buen café molido en casa!