verduleros de cocina

 

Si almacenas todas las frutas y verduras juntas en un cajón del frigorífico, no lo estás haciendo bien. Debes contar con los verduleros de cocina para tener el producto ventilado.

Frutas: ¿Cuál es la mejor manera de almacenarlas?

Para las frutas que necesitan madurar (por ejemplo, plátanos, frutas de hueso, aguacates), lo mejor es almacenarlas a temperatura ambiente; colóquelas en una bolsa de papel para acelerar el proceso de maduración. Las frutas ya maduras deben refrigerarse, ya que las temperaturas más frías detienen la maduración. Otras frutas, como las bayas y los cítricos, deben refrigerarse desde el principio.

Consejo: Si hay una pieza de fruta que ya ha empezado a estropearse en el racimo, no la guardes en el mismo lugar que las demás; está produciendo más etileno que las otras y favorecerá que las demás también se pudran. Y, por cierto, esa es también la razón por la que no debes almacenar tus manzanas, peras y otras frutas que producen etileno con tus verduras, que son sensibles al etileno.

La alta rotación de inventario en las verdulerías significa que pueden mantener la mayoría de las frutas sin refrigerar

Puedes mantener la mayor parte de la fruta, si no toda, a temperatura ambiente. Los dátiles los mantenemos en la nevera todo el año; así evitamos que se estropeen.

verduleros de cocina

Verduleros de cocina para mantener fruta y verdura

Las setas se guardan mejor en bolsas de papel, y los plátanos no maduros se maduran mejor en bolsas de papel. Las verduras de hoja verde y las lechugas, sin embargo, no se conservan bien en papel. En el caso de las verduras más fuertes, como la col rizada, la berza y la acelga, se meten tantos manojos como quepan en una sola bolsa de plástico; no hace falta que cada uno tenga su propia bolsa. Las lechugas y otras verduras delicadas se guardan en plástico, pero con mucho aire para evitar que se aplasten y se vuelvan viscosas.

En cuanto a la pregunta de si hay que refrigerar las verduras

Las únicas verduras que mantenemos a temperatura ambiente son las patatas, las cebollas, los ajos y las calabazas de invierno, que podemos dejarlas en un verdulero. Todas las demás verduras se guardan en el frigorífico. Las setas y el jengibre pueden conservarse de cualquier manera.

Para cualquier cosa que haya estado fuera demasiado tiempo y se haya marchitado, basta con cortar sus extremos y sumergirlos en agua durante 15 minutos para reanimarlos antes de guardarlos en el frigorífico. Las hierbas que se utilicen el mismo día o al día siguiente pueden guardarse en un tarro de cristal con agua, pero si se dejan en el agua durante demasiado tiempo se perderá definitivamente el sabor de las hierbas.

verduleros de cocina

Frutas y verduras en verduleros de cocina

Cumplir con las escasas 5 comidas al día sería fácil, si supiéramos cómo hacer que nuestra fruta y verdura duren más tiempo.

La mayoría de nosotros hacemos la compra semanal e intentamos abastecer la nevera para 7 días. Las compras semanales nos facilitan mucho la vida, ya que nos ahorran los incómodos viajes a las tiendas después del trabajo, pero no todo es arco iris y sol.

A menudo, con el peso de la semana sobre nuestros hombros, nos dejamos llevar y llegamos a casa con mucho más de lo que necesitamos. Tomates, col rizada, cerezas, zanahorias, berenjenas… antes de que te des cuenta has comprado suficiente fruta y verdura como para llenar la frutería, y así comienza la carrera contrarreloj para consumirla antes de que se estropee.

Reduce el desperdicio de alimentos trabajando con lo que tienes

Una de las principales razones, por las que existe la necesidad de hacer que nuestra comida «dure más» es porque compramos demasiado de una sola vez. En lugar de acabar con las sobras (esa media calabaza, esa zanahoria solitaria y un puñado de judías verdes) nos apresuramos a ir a la tienda para «reponer».

 

 

 

Los verduleros de cocina los puedes encontrar en muchos tipos de materiales, pero siempre con el mismo fin, mantener en perfectas condiciones la fruta y verdura

 

 

 

Si realmente quieres que tus productos duren más, aprovecha primero lo que tienes. Esto significa a menudo ser inventivo, sustituir ingredientes en las recetas y, en general, divertirse un poco con la cocina, pero, ¿no es eso de lo que se trata?

¿Qué son los productos locales y por qué son la mejor opción?

Cuando llegue el momento de abastecerte, piensa dónde vas a comprar. Sí, el supermercado es la opción más cómoda, pero ¿es la más ética? ¿Obtendrás el mejor valor por tu dinero?

En general, los estantes de los supermercados están repletos de productos frescos de menor calidad, que los de una tienda local. Esto se debe a dos razones principales:

*    Los productos suelen estar muy tratados con pesticidas, que tienen efectos indeterminados sobre nuestra salud.

*    Los productos que se ven en las estanterías, suelen proceder del extranjero. Pueden haber sido cosechados hace semanas antes de aparecer en el supermercado, perdiendo parte de su vida útil y de su nutrición durante este tiempo.

Acude a tu frutería local y se recibida con un arco iris de frutas y verduras que han llegado directamente de la granja. Serán ecológicas, durarán más tiempo y estarás apoyando a la comunidad local en el proceso: un claro ganador.

 

verduleros de cocina

 

Beneficios de hacer una lista de la compra

¡Hazte adicto a hacer la lista!

¿Por qué entramos en la tienda perfectamente tranquilos, con la simple tarea de comprar comida para dos, y salimos con el carrito lleno con comida suficiente para 6 miembros de la familia durante una tormenta de invierno?

Es por falta de planificación. Sin una lista de alimentos que compras o incluso sin ser conscientes de cuántas comidas hay que preparar durante los próximos siete días, cualquier cosa y todo, empieza a resultar atractivo.

A partir de ahora, no intentes hacer la compra semanal hasta que tengas una lista. La lista, puede ser tan sencilla como el número de veces que necesitarás comer en casa o llevarte cosas de casa para comer en otro sitio, durante la próxima semana.

Incluso esta sencilla tarea, te asegurará que no te pases de la raya a la hora de llenar el carro. Si sólo estás para 4 desayunos esa semana y miras hacia abajo y encuentras una bolsa de muesli con nueces o  copos de salvado que se han colado milagrosamente en tu carrito, es un problema: te verás obligada a elegir. Los planes nos obligan a elegir sabiamente, en general.

Si quieres hacer una lista de alimentos más extensa, que te ayude a ahorrar dinero y a desperdiciar menos en tu compra semanal, consulta una guía de preparación de comidas.

Ahora que hemos cubierto el problema de comprar en exceso, vamos a ver cómo hacer que la fruta y la verdura que compramos duren más. Lo primero según tus necesidades, es comprar un verdulero en https://masmasiatienda.com/verduleros/

Verduleros de cocina

 Guarda la fruta y verdura lo antes posible

Guarda esos ingredientes, ¡pronto!

Volver del supermercado en un bonito día de verano puede tentarte a parar en el bar, pero piensa en tu fruta y verdura. Los productos frescos no se conservan bien en el maletero del coche, sobre todo si les da el sol.

Ir directamente a casa después de la compra en el supermercado para descargar las bolsas, es fundamental para que la fruta y la verdura duren más. Si no es posible, mete en el maletero bolsas frías con bolsas de hielo antes de salir. Aparca en zonas de sombra y guarda las bolsas fuera de la luz directa del sol para mantener tu compra fresca.

* Mantén las verduras frescas durante más tiempo quitándoles los tallos

Los tallos de las remolachas pueden tener un aspecto muy elegante, pero no favorecen a los bulbos de remolacha. Los tallos extraen la humedad de las raíces de las verduras, dejándolas secas, deshidratadas y arrugadas.

Para evitarlo, corta los tallos de las verduras antes de guardarlas. Esto ayudará a que tus verduras duren más tiempo.