Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Imprescindibles en una cocina como menaje del hogar

Vamos a comenzar hablando de lo más básico: ¿Que precisamos tener siempre y en todo momento a mano en la cocina?
No es una contestación fácil, en tanto que los utensilios de cocina precisos pueden cambiar bastante en dependencia de la persona que vaya a hacer empleo de ellos. Para comenzar a contestar al interrogante, debemos asimismo ir siendo conscientes del espacio que disponemos para guardar y del empleo que les daremos, como es evidente, no tiene exactamente las mismas necesidades una persona en un ambiente familiar, que un profesional de la hostelería en su ambiente de trabajo.

menaje del hogar
Para una cocina familiar o como menaje del hogar, esta puede ser la colección de utensilios de empleo usual más conveniente para hacer nuestros primeros pinitos:

Cuchillos de cocina:
El cuchillo es el utensilio de cocina indispensable. Tenemos cuchillos para infinidad de usos (mondadores, deshuesadores, jamoneros, paneros, fileteadores, chefs, chuleteros,…) desde los más polivalentes hasta los usados para cortes muy específicos. En una cocina familiar no debería faltar jamás un cuchillo mondador, asimismo llamado “puntilla”, un cuchillo fileteador para carnes y pescados, un cuchillo chef multiusos de tamaño medio y un panero. Los amantes del jamón tampoco acostumbramos a dejarnos atrás el cuchillo jamonero.
Un cuchillo que comienza a estar presente cada vez en más cocinas es el santoku, proveniente de la cocina asiática, es el utensilio de cocina idóneo para recortar verduras, para la preparación de carnes y pescados.
Tener un afilador a mano, nos va a permitir sostener siempre y en toda circunstancia en perfectas condiciones nuestros cuchillos y acrecentar nuestra seguridad, en tanto que un cuchillo afilado deja un corte limpio y sin esmero.

Cacerolas:
Para cocinar, precisamos hacernos con una buena batería de cocina, preferentemente de acero inoxidable. Escatimar el coste en estos utensilios de menaje puede no salir a cuentas, puesto que son elementos que, toda vez que sean de calidad, nos acompañarán a lo largo de años. Si estamos amueblando desde cero nuestra cocina, podemos adquirir una batería de cocina de siete o bien ocho piezas que acostumbran a traer los elementos más usuales que vamos a emplear (cacerolas de múltiples tamaños, ollas, cazos,…). En dependencia del tipo de platos, podemos precisar alguna otra pieza complementaria que podremos adquirir separadamente.

Sartenes:
Para las sartenes sucede lo mismo que para las cacerolas. Hay infinidad de tipos, tamaños y materiales. Podemos adquirir por poner un ejemplo un juego de tres sartenes: pequeña, mediana y grande (20/24/28cm o bien 18/22/26cm). Las de acero inoxidable, acostumbran a ser un tanto más caras pero de mayor calidad que las de aluminio. Asimismo, tenemos nuevos modelos de aluminio derretido y con revestimientos antiadherentes de todo tipo, desde el tradicional teflón hasta los nuevos revestimientos cerámicos.

Pequeños utensilios de cocina:
Además de los elementos precedentes, debemos tener a mano una pequeña lista de accesorios de cocina imprescindibles: Un juego de espumadera, cacillo, espátula, tenedor y cucharón (de acero inoxidable, madera, nailon o bien silicona); un exprimidor; unos ralladores (podemos hacernos con dos ralladores o con uno que tenga múltiples tipos de corte); una buena tabla de cocina (si la vamos a utilizar con cierta frecuencia mejor que sea extensa y con algo de altura); unas tijeras; una báscula; un pelador; un batidor, un mortero; una jarra de medida y dos recipientes para hacer mezclas. Me dejo atrás bastantes utensilios (singularmente para pastelería) mas creo que estos pueden ser los primordiales para iniciarte.

Conforme nos pongamos manos a la obra iremos necesitando otros complementos, más lo mejor va a ser irlos comprando sobre la marcha.

Fuente: Zalema