Si recientemente te has cambiado o si simplemente quieres cambiar la apariencia de tu casa, debes tomar en consideración que los accesorios y ornamentos que emplees deben combinar con todo tu ambiente. Una casa es cálida y linda no solo por la limpieza, sino por su decoración y el amor con que lo hagas.

Tienes muchas opciones para escoger: cuadros, jarrones, espejos, plantas, vasijas, etc. Hoy, te voy a instruir cuáles son las que se amoldan a cada género de espacio, muebles y gustos.

Cuadros en lugares estratégicos

Para comenzar, debes tener en consideración que si escoges una pintura o cuadro, esta debe tener el mismo estilo que la decoración por norma general. Esto es, si tu estilo es el tradicional, entonces un cuadro de pintura abstracta y moderna no complementará, sino más bien será un distractor para la visita.
La iluminación en tu casa es básica, en la medida en que es la mejor forma de destacar los cuadros que cuelgues. Trata de emplear focos de pared con luz amarilla, pero si aun así tienes poca luz, procura que estos sean de tonos suaves.

Pon los cuadros en situación vertical si tu espacio es muy reducido, en la medida en que dará el efecto de tener un espacio más grande; y si tu espacio es muy, muy amplio, puedes jugar con la situación de los cuadros, lo único que debes cuidar es el equilibrio en su distribución.

Los jarrones

Los jarrones me asemejan imprescindibles en una casa y trato de emplearlos siempre y en toda circunstancia y en todo instante con flores naturales (aunque también existe la posibilidad de las flores artificiales), pues alegran el ambiente y le dan un aroma particular. Pero, debes tener en cuenta cuál es el estilo de tu casa para seleccionar el ideal para tu menaje del hogar.

 Los jarrones rústicos y de cerámica

 Puedes emplearlos siempre y cuando sepas dónde ponerlos. Por lo general, caen verdaderamente bien cuando el estilo es rústico, relajado, campestre, etc., pero sí sabes combinar el material, el color y la ubicación, no tendrás inconvenientes.
Si tienes pequeños en casa, esta opción alternativa es muy, buenísima, puesto que tendrás menos riesgos de que se rompan y evitar accidentes con tus pequeños.

 Los jarrones de cristal

Si buscas elegancia y tu casa está decorada con colores pasteles, nada mejor que los jarrones de cristal. Los puedes encontrar en http://www.zalema.es/es/37-menaje-del-hogar. Sitúalos cerca de la luz natural, que reflejará la luz, creará un ambiente único y le dará volumen al contenido. Ten cuidado con el tamaño del jarrón y la altura del techo de tu casa.
Si te complace coleccionar jarrones, por ejemplo, los de porcelana china, debes tener mucho cuidado dónde ponerlos. Si son grandes, es mejor que los ubiques en las esquinas de tu casa o en exteriores, en una terraza o un jardín.

Espejos

Puedes poner espejos en tus vitrinas o estantes para que los objetos que tengas dentro luzcan con mayor relieve y hasta en tres dimensiones. Si tu casa tiene un corredor en la entrada, puedes poner un espejo ahí, pues creará la sensación de ensanchar el ambiente.

Los espejos además dan claridad, con lo que si sientes que te falta más luz, no destruyas las paredes y usa espejos. Si quieres instalar un look muy moderno y novedoso, puedes decorar la pared con ellos, aunque sean de diferentes tamaños o modelos.

menaje del hogar