Los beneficios del masaje y paseos a caballo en Valencia

paseos a caballo valencia

En esta entrada, quiero compartir contigo mis experiencias con los caballos que probé de las ventajas del masaje.
Muy frecuentemente, uno considera que con el ejercicio diario, la salida al potrero y unos buenos paseos a caballo valencia, tenemos al caballo protegido de lesiones y sano físicamente.
Sí, es cierto. Mas la experiencia me ha enseñado que el complemento más efectivo es el masaje y los estiramientos.
Los estiramientos previenen lesiones y los masajes relajan y curan las zonas más perjudicadas por el trabajo diario.

Hoy no te describiré de qué manera hacer un masaje a tu caballo, primero no soy masajista equino, pero si te contaré lo que personalmente pude revisar.
Por qué razón hacer estiramientos? Un músculo suelto y flexible es más resistente, deja a las articulaciones mayor libertad, los estiramientos asimismo curan rigidez, dolores y suprimen las toxinas que brotan del sobreesfuerzo.

¿Por qué razón hacer masajes? La tensión en los músculos crea pequeños nódulos que generan dolor y si no se activa en ellos la circulación, estos nódulos no van a desaparecer, peor todavía, afectarán a otras zonas musculares.
Un fisioterapeuta equino, nos ayuda a completar un adiestramiento de un caballo de deporte y nos puede ayudar a prevenir lesiones y descubrir que zonas del caballo están padeciendo con el trabajo, incluso para dar paseos a caballo.

Así mismo, mantiene en inmejorables condiciones la musculatura y el masaje crea una relación de confianza y placer con el humano que lo práctica.
Un pupilo, adquirió una montura nueva, trabajaba diariamente con ella con su caballo, pasado un tiempo el caballo en las transiciones se dejaba los pies y el galope empeoró.
Yo le dije: llama al veterinario y comprobarlo, seguro que algo no va bien.
Por mi experiencia, he comprobado que en ocasiones el desempeño baja a raíz del dolor, si el trabajo se hace bien, el caballo jamás empeora.

El veterinario halla dolor en la palpación del reverso, pero el caballo a la cuerda va sin manifestar dolor, entonces nos aconsejó antinflamatorios.
Yo le aconsejé la opinión del fisioterapeuta equino, le llamamos y ciertamente halló el dolor y la causa: era la montura.
La cambiamos a la anterior que el empleaba y mejoró su desempeño, mas ocurrió algo sorprendente, con los masajes y estiramientos que el fisioterapeuta equino le hizo a lo largo del mes, el caballo mejoró asimismo su trote medio, puesto que con los estiramientos las espaldas ganaron en soltura.

Desde ese momento, el dueño aprendió a estirar a su caballo tras montarlo y lo hace día tras día, ya no precisa al fisioterapeuta, solo lo llama cada tiempo para revisar que todo va bien.
En Internet puedes ver muchos vídeos que enseñan a estirar, puedes aprender mucho viendo, asimismo hay un libro del procedimiento masterson que te invitamos a que leas.