En el momento de contratar una hipoteca siempre es bueno tener las mejores condiciones. Para esto, es cada vez más frecuente valorar recurrir a las ventajas de contratar un broker hipotecario. O sea, recurrir a un profesional que actúe de intercesor, que te acompaña en el proceso, y puede conseguir el crédito que más se ajuste a tus necesidades.

 

 

ventajas de contratar un broker hipotecario

 

Ventajas de contratar un bróker hipotecario

El ambiente es cada vez más interesante para la contratación de un bróker hipotecario: “La intermediación financiera coge poco a poco más potencia en el mercado de España, pues la enorme ventaja de contratar a un bróker hipotecario es la posibilidad de obtener un préstamo a un coste más bajo que yendo de forma directa a la entidad financiera”. En este sentido, hay tres importantes beneficios que son fundamentales para recurrir a este profesional y que debes tener muy presente.

La primera gran ventaja es que los brókers hipotecarios pueden lograr para el cliente del servicio tipos fijos de menos del 1 por ciento y tipos variables bajo el Euríbor + 0,80 por ciento. Condiciones mucho mejores que si las procuras buscar por tu cuenta. De ahí que, es un enorme punto a favor en este actual panorama.

 

 

ventajas de contratar un broker hipotecario

 

 

Brokérs o mediadores hipotecarios

En general, los mediadores de esta clase tienen una mayor sencillez para lograr hipotecas con tipos más bajos que la media. Muchos de los brókers tienen pactos suscritos con distintos bancos, que admiten rebajar sus intereses a cambio de percibir peticiones de clientes del servicio con una buena situación financiera.

A ello hay que sumarle, como otra de los beneficios, que dejan efectuar una petición con considerablemente más comodidad. Esos intereses pueden cambiar dependiendo del perfil del usuario y de la capacidad negociadora del intercesor.

También, si el demandante goza de una genial coyuntura económica, posiblemente pueda negociar con múltiples bancos por su cuenta para lograr unos tipos similares a los que podría conseguir un bróker. Sin embargo, normalmente un intercesor sí puede negociar unos tipos mejores a los que pueden lograr muchos usuarios por su cuenta.

 

 

 

En cada movimiento de la vida, debemos acudir a un profesional. Para la adquisición de una propiedad, debemos contar con las ventajas de contratar un bróker hipotecario.

 

 

 

Eso sí, los brókers ofrecen otra ventaja a esos clientes del servicio con una mayor capacidad económica: la comodidad de no tener que preocuparse por entrar en los procesos de negociación. Todo lo opuesto, ofrecen todo el tipo de comodidades.

 

ventajas de contratar un broker hipotecario

 

Capacidad y ventajas de contratar un broker hipotecario

Su trabajo consiste, exactamente, en presentar el perfil del demandante a diferentes entidades y en mostrarle las mejores ofertas que haya encontrado, lo que ahorra tiempo y papeleo. Por este motivo, contratar a un mediador puede ser una alternativa interesante para aquellos que desean ahorrarse todo el tipo de papeleo, que acostumbra a ser bastante aburrido y frustrante.

Mas no solo queda ahí. Otro de sus importantes beneficios se fundamenta en la posibilidad de que los brókers hipotecarios logren un porcentaje de compra superior que en las entidades de forma directa.

Mediante un mediador de crédito solvente, es posible lograr una financiación superior al cien por cien de compra. Algo totalmente imposible para un usuario a título individual que recurra a un banco para pedir un préstamo. Te recomendamos que conozcas los servicios de en Fercogestion.com

 

 

ventajas de contratar un broker hipotecario

 

 

Honorarios de los bróker hipotecarios

Como último punto hay que tener en consideración que no todos y cada uno de los brókers cobran honorarios o bien que sus tarifas son exageradamente bajas. Algo que acaba compensando en el tiempo al tener acceso a unos préstamos hipotecarios que son atractivísimos a largo plazo.

Con todo hay que matizar que la mayor parte de los intercesores financieros solicitan que el usuario pague sus honorarios, que acostumbra a ser de entre el 1 por ciento y el cinco por ciento sobre el importe de la hipoteca. De ahí que, hay que observar bien y dar con los profesionales más convenientes y observar el historial de la empresa por la que se quiere percibir la intermediación.

Sin embargo, siempre y en todo momento es interesante leer detenidamente el contrato de intermediación para saber cuánto y en qué momento habría que abonar y cuáles serían los servicios prestados.