¿De qué manera puedo hipotecar mi casa? ¿Es viable lograr un préstamo sobre una residencia de mi propiedad libre de cargas? ¿Exactamente en qué condiciones? Siempre y en toda circunstancia existe la posibilidad de formar una nueva o bien segunda hipoteca sobre el piso. El proceso no es tan diferente al de pedir una hipoteca tradicional, si bien sí tiene ciertas peculiaridades que te explicamos.

Un préstamo hipotecario, no es más que una obligación garantizada en la que existen una garantía en forma de Hipoteca. Dicho de este modo puede sonar algo técnico, más para comprendernos, es como solicitar dinero y situar a la casa en forma de garantía, de manera que si no pagamos se ejecutará la hipoteca o bien garantía. Frecuentemente firmamos una hipoteca a la adquisición de una casa, así sea esta la primera o bien la segunda residencia y lo festejamos cuando tras múltiples años acabamos de hacer frente a la última cuota. Entonces la casa va a ser ya únicamente nuestra, sin que el banco medie por ninguna parte.

No obstante, puede suceder que en un instante dado precisemos dinero, bien por el hecho de que estemos atravesando un instante de complejidad o bien por el hecho de que sencillamente deseemos crear un negocio. En ese punto la mayor parte piensa en préstamos personales y créditos veloces como la solución, si bien hay otras como hipotecar la casa, siempre y cuando esta se halle libre de cargas, o sea, que no debamos una parte de la hipoteca. A través de esta alternativa volveríamos a formar una hipoteca sobre la residencia, con sus ventajas y sus inconvenientes. Lo más positivo es que las hipotecas baratas tienen tipos de interés más bajos que los de un préstamo personal, aún si es una segunda hipoteca.

Descubre en este artículo de qué manera afecta la inflación al valor de tu residencia y recuerda contar con la ayuda siempre de www.comparador-mejores-hipotecas-baratas.es/. La parte negativa, es que nuevamente vamos a haber hipotecado la residencia y que, en el caso de impago el banco va a poder ejecutar la garantía y quedarse con ella o bien al menos con la parte proporcional que hayamos hipotecado. En determinado sentido, sería como regresar a iniciar la rueda de la deuda hasta terminar de pagar el piso.


hipotecas baratas

El proceso

Hipotecar la casa no es complicado y en determinado sentido el proceso es similar al de la adquisición de la primera residencia. Lo primero que vamos a deber hacer, es recoger la escritura de la residencia y revisar su valor de tasación, para hacernos una idea de la cantidad que vamos a poder pedir.

Después vamos a deber reunir toda nuestra información financiera (nóminas, inversiones, otras deudas, patrimonio, avales…) para comenzar nuestra peregrinación por las entidades bancarias, anteriormente busca en la red de redes de préstamos a la medida, como la Hipoteca Naranja Sobre mi casa Actual ING.
En la oficina vamos a deber presentar nuestro caso y explicar para qué exactamente pedimos el dinero, tal como el género de hipoteca en el que estamos interesados (fijo o bien variable), el plazo de amortización, el sistema de amortización…. En resumen,negociar todos y cada uno de los elementos del préstamo hipotecario o bien al menos pedir información a este respecto.
Tratándose de una residencia utilizada que no está en mercado, el banco pedirá que se realice una tasación de exactamente la misma, para determinar su valor real en base al que calcular el dinero que puede concedernos. Este es un gasto con el que vamos a deber correr . En cuanto al resto, el proceso de hipotecar nuestra casa no es tan diferente del de firmar una nueva hipoteca.

Ampliar la hipoteca

Otra solución en estos casos para quienes cuentan con una hipoteca, es tratar de ampliar la hipoteca. Al hacerlo estaríamos alterando el préstamo actual y en ese proceso de renovación hipotecaria, pedir una ampliación del plazo y del capital, lo que puede asimismo derivar en un cambio en las condiciones del préstamo, en lo que a géneros de interés se refiere.