Los arquitectos y los promotores frecuentemente emplean modelos a escala en su trabajo como una forma de enseñar a sus clientes del servicio precisamente aquello que han planeado. Un modelo a escala de una casa es una réplica precisa que muestra de qué forma va a quedar la casa cuando esté construída, con las medidas precisas. No obstante, no precisas ser un profesional para edificar un modelo a escala. Si estás planeando edificar, puedes ver el aspecto final de tu casa haciendo mismo el modelo a escala de exactamente la misma con materiales fáciles.

Mide tu casa. La casa que deseas edificar puede ser solo un plano en el papel, o bien podrías estimar hacer un modelo de una casa existente, como una histórica. Si ese es el caso, precisarás tener las medidas de la casa en sus lados. Vas a medir todos y cada uno de los lados, la altura en el punto más alto del techo y el más bajo, el porche y los tamaños de las ventanas. Cualquier detalle que desees incluir en el modelo, precisarás unas medidas precisas, tanto interiores como exteriores. Posiblemente los planos de la casa estén en algún lugar. Si puedes localizarlos, te van a venir realmente bien.

Decide la escala que deseas emplear. La escala para las maquetas de casas estándar es 1/40, si estas haciendo un modelo para una casa pequeña, podrías utilizar la escala 1/20. Cuando tengas decidida la escala, transforma todas y cada una de las medidas.

Haz un boceto de tu modelo. Ya antes de iniciar con él, dibuja la versión a escala de la casa que deseas edificar, utilizando tus medidas a escala. Esto te servirá como base para tu modelo. Si haces el modelo basándote en los planos haz una copia de ellos y cambia todas y cada una de las medidas a tu nueva escala a fin de que tengas una referencia simple.

Corta las piezas para tu modelo. Puedes utilizar el género de material de construcción que desees, mas la madera es mejor que el cartón. La madera balsa es simple de recortar y de trabajar. Puedes cortarla con un cúter, lo que hace simple supervisar los cortes. Utiliza los planos a escala para medir y recortar cada sección de la casa.

Arma las piezas. Toma como referencia los planos de tu modelo. La madera balsa se queja con cola de contacto. Sencillamente mantén la piezas juntas mientras que se seca la cola.
Imagino que vas a saber, que existen variados modelos de maquetas de casas que puedes adquirir en las redes, puesto que en las páginas existen abundantes especialistas como http://www.maquetasymodelismo.es/ donde poder revisar todo género de edificios, casas, granjas, estaciones de ferrocarril, casas de muñecas, castillos y otros más.

Escoge una maqueta de tu casa preferida. Del mismo modo que las maquetas de vehículos, aeroplanos o bien estadios de deportes, los modelos de maquetas se presentan en forma de diferentes géneros de casas. Las tiendas de pasatiempos acostumbran a tener la mayor pluralidad de estilos y géneros de maquetas.

Desempaqueta tu maqueta elegida para asegurarte que todas y cada una la piezas están incluidas. Tal como los rompecabezas, los kits de maquetas tienen muchas piezas pequeñas. Es rarísimo que a los kits manufacturados les falten piezas, mas no desearás estar a una pieza de concluir y darte cuenta que te hace falta algo. La mayor parte de las compañías te reembolsarán o bien mandarán otro producto si les falta algo.

maquetas de casas

Elige una pieza de superficie de cartón a fin de que sirva como el suelo de afuera y de en torno a tu casa. El cartón sirve como un buen objeto para poner tu maqueta en tanto que es simple de desplazar y se puede pintar para igualar cualquier maqueta que hagas. Puedes decorar el cartón tal y como si fuera un estacionamiento, pasto, o bien cualquier estructura que se pueda hallar afuera de una casa